Mantenerse activo es esencial en todas las etapas de nuestra vida, pero es particularmente importante en la última porque mejora nuestra salud y evita el sedentarismo. Esto genera un mejor ánimo, incrementa las defensas de nuestro cuerpo y hace sentir a nuestros adultos mayores mucho más ágiles en ...